Tiempos difíciles _ Charles Dickens

hardtimes1

En la novela tiempos difíciles, se muestra la vida de dos clases sociales distintas a mediados del siglo XIX. Por un lado la obrera, y por otro la clase burguesa y los patronos.

El argumento de esta obra, discurre en la ficticia ciudad de Coketown. Una ciudad producto de la revolución industrial, cuya vida gira entorno a las fábricas. En palabras del propio Dickens:

“Era una ciudad de ladrillo rojo, es decir, de ladrillo que habría sido rojo si el humo y la ceniza se lo hubiesen consentido; como no era así, la ciudad tenía un extraño color rojinegro, parecido al que usan los salvajes para embadurnarse la cara. Era una ciudad de máquinas y de altas chimeneas, por las que salían interminables serpientes de humo que no acababan nunca de desenroscarse, a pesar de salir y salir sin interrupción.”

images

La clase proletaria viene representada por el personaje de Esteban Blackpool. La obra nos muestra las duras condiciones en las que los trabajadores de las fábricas vivían en aquella época, así como los movimientos sindicales que comenzaron a tener lugar para intentar mejorar sus pésimas condiciones de vida.

Por otro lado el libro se centra en el pensamiento “eminentemente práctico” de Tomás Gradgrind, que Dickens enfoca desde una perspectiva crítica. El señor Gradgrind educa a sus hijos de manera modélica en base a sus principios, intentando evitar a toda costa que se interesen por cualquier cosa que no sean “realidades”. Este tipo de educación hará de Luisa, la principal protagonista, una persona muy miserable, ya que se ve obligada a reprimir una importante parte de su personalidad.

THOMAS GRADGRING Y SUS HIJOS

 

Se trata también otro tema que se daba  en el siglo XIX, el del matrimonio entre personas con gran diferencia de edad. Luisa se casa con un hombre mucho mayor que ella, Cosías Bounderby, a propuesta de su padre. Acepta en un intento de pasar el máximo tiempo posible con su hermano, que vive con el señor Bounderby, la única persona con la que era feliz en su antiguo hogar. Sin embargo esto no la hará sino más desgraciada y acabará arrepentida de esta elección.

 

Dickens finaliza el libro esperando que este relato y las historias de sus personajes nos hayan servido de lección, dejando un mensaje de esperanza para el lector:

“Querido lector: de ti y de mí depende el que, en nuestros dos campos de actividad, sean o no realidad cosas como estas, ¡Hagamos que sean realidad! Podremos así sentarnos con el corazón más alegre frente a nuestros hogares, contemplando cómo las pavesas de nuestros fuegos se vuelven grises y se enfrían.”

 

BlueEyesTheory

 

Anuncios

Un comentario »

  1. Peggyisthequeen dice:

    Lo cierto es que la obra de Dickens es un maravilloso reflejo de su tiempo, de su sociedad y sus ciudades. ¡Buen comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s